Carrió respaldó a Baragiola y aseguró que “la provincia no puede ser esclava del peronismo”

10847892_10153890713247598_2021731549599803724_n

La precandidata presidencial se mostró junto a la postulante por la intendencia en General Pueyrredón, a quien defendió al considerarla “lo mejor que le puede pasar a Mar del Plata”. Cuestionó al Gobierno nacional, pero en especial a Aníbal Fernández, y aseguró que “no depende” de ella una alianza con Massa. 

La diputada nacional por la Coalición Cívica y precandidata presidencial Elisa Carrió, se hizo presente este viernes en Mar del Plata, junto a la postulante del PRO-UCR a la intendencia, Vilma Baragiola. Mediante una conferencia de prensa realizada en un hotel céntrico de la ciudad, Carrió criticó con dureza al Gobierno nacional y se refirió a la disputa provincial al indicar que “la Provincia no puede ser esclava del peronismo”. En renglón seguido, trató al jefe de Gabinete, Aníbal Fernández como “el jefe de la mafia” al relacionarlo con un presunto triunfo del PJ.

Sobre la candidatura de Baragiola, Carrió señaló: “Vilma es lo mejor que le puede pasar a Mar del Plata. Tener una intendenta que no se agrande, que no se crea el poder, porque en la política todos se sienten importantes. Estoy harta de los inflados por el Gobierno”. “Con Baragiola nos conocemos de cuando éramos gordas y diputadas, de la gordura se sale pero de la corrupción, no”, agregó entre bromas y reflexiones serias.

Al ser consultada por Frente de Noticias sobre la posibilidad de competir también con el precandidato a presidente por el Frente Renovador, Sergio Massa, en el marco de un posible acuerdo, la diputada nacional dijo que eso “no depende” de ella.

Ante otra pregunta de este portal relacionado a la embestida del Gobierno ante la Corte Suprema, la legisladora acusó al Ejecutivo de llevar adelante “un golpe de Estado” contra la Justicia en referencia sobre los cuestionamientos del gobierno sobre fallos de jueces. “Es un golpe de Estado, porque es un atropello de un poder sobre otro”, remarcó y entendió que “si gana la Justicia y no gana la impunidad” en las próximas elecciones, “podría haber un cambio”.

Carrió destacó, además que “se trata de poner una mano en el corazón para saber cómo queremos vivir. Acá no se trata de lo material, el corazón no trata de lo material. Si yo me pongo una mano en el corazón y digo: ¿Los niveles de ingresos son peores que en el 2001?: no. ¿Pero son peores que en los 90 o los 80? Sí. Lo puedo decir yo misma porque hoy gano menos de lo que ganaba cuando tenía 30 años y era secretaria de un Superior Tribunal. Tengo que tener tres trabajos aparte del de Diputada Nacional para poder sostener un mínimo nivel de vida y aún no puedo techar mi casa. Escribo libros, doy clases en institutos, soy diputada, ¿qué puede pasar con los otros? Acá no tenés perspectivas de salida”.

“Le tengo una enorme pena a Cristina. La conozco de toda la vida. No necesitaba tener tanto dinero. Le bastaba con ser digna y decir la verdad. Y hubiera sido una gran Presidenta”, expresó. “Me parece que nadie quiere debatir conmigo porque como soy una especie de atracción turística nacional… Los debates conmigo son re divertidos. Los demás están duros y repiten lo mismo”, consideró.






Temas: , ,



Comentarios

Back to Top ↑