Francisco llegó a Bolivia y fue recibido por Evo Morales

francisco-bolivia

El Pontífice arribó a La Paz en su segunda escala de su gira sudamericana. El presidente boliviano agradeció la visita del “Papa de los pobres” y aprovechó para incluir en su discurso el reclamo boliviano sobre la salida al mar.

El papa Francisco llegó este miércoles a Bolivia, en la segunda escala de su gira sudamericana, que incluye a Paraguay y Ecuador, y fue recibido por el presidente boliviano Evo Morales.

Francisco reconoció en Bolivia “los pasos importantes” del gobierno de Morales en materia de “diálogo e inclusión” en la vida económica y social del país, y prometió la labor de la Iglesia en la defensa de los “últimos”.

“Bolivia está dando pasos importantes para incluir a amplios sectores en la vida económica, social y política del país”, y sus leyes reconocen los derechos de las minorías, dijo el pontífice tras ser recibido por Morales en El Alto, a 4.000 metros de altura, procedente de Ecuador, en la segunda escala de su gira sudamericana.

Al recibirlo, Morales le obsequió a Francisco una chuspa, una bolsa indígena con hojas de coca para que mastique y evite los efectos de la altitud. El Papa ya había dicho que tenía intención de consumir esta hoja, típica de la zona.

“Usted viene lleno de energía, bueno de respirar la brisa del pacífico ecuatoriano. Bienvenido a una parte de la ‘patria grande’ a la que se le ha mutilado su derecho al mar mediante una invasión”, dijo Morales durante su discurso de bienvenida, en referencia al reclamo marítimo contra Chile que fue interpuesto ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya.

El Pontífice apareció sonriente a las 17:27 horas (18:27 hora argentina) en la puerta del avión de la aerolínea estatal Boliviana de Aviación (BoA) que lo trasladó desde Ecuador, descendió con energía y fue recibido por Morales en la base aérea.

A su llegada al aeropuerto había preparado tubos de oxígeno para contrarrestar el mal de altura en el caso que el Sumo Pontífice o los demás pasajeros que lo acompañan.

Esta mañana, antes de partir hacia La Paz, Francisco visitó una asilo de ancianos de las Hermanas de la Caridad, orden de la Madre Teresa, en Tumbaco, y luego se encontró, en el santuario de El Quinche, con el clero y los seminaristas ecuatorianos.

 

 






Temas: ,



Comentarios

Back to Top ↑