A Quilmes se le escapó y quedó eliminado de la Liga Sudamericana

11221700_10153771991883653_8695117736337672604_n

El “Tricolor” no logró mantener la ventaja en el marcador y cayó ante Obras por 71 a 67. Tras dos fechas, el conjunto marplatense ya no tiene chances de llegar a la final de la com

Quilmes y Obras se enfrentaban por la segunda jornada del cuadrangular LSB, obligados a ganar luego de sus caídas en el primer partido. Sin embargo, ninguno de los dos iba a mostrar una buena cara durante la primera mitad, dentro de un trámite sumamente parejo y trabado.

El equipo de Ramella, que recordemos se presentó sin sus dos bases (Vildoza y Cequeira) arrancó algo mejor, tomando ventaja de 8 a 6 con bombas de Walter Baxley y Bruno Sansimoni.

Igualmente, las diferencias eran mínimas y ninguno de los dos podía establecer un dominio marcado en el encuentro. Obras (sin Delía) pasó al frente con un triple de Selem Safar, pero Sansimoni volvió a responder desde afuera y el Cervecero terminó 18 a 16 arriba.

El segundo cuarto iba a ser realmente para el olvido, de parte de ambos. Más allá de los méritos de las defensas, los dos ataques se mostraron tan imprecisos como faltos de intensidad, transitando los minutos sin emociones ni desequilibrios.

La noticia más importante de ese tramo tuvo que ver con la salida en Quilmes de Baxley, debido a una lesión en su pie izquierdo. En ese escenario, los marplatenses se fueron al descanso largo arriba por 28 a 27, con un mérito importante: disimular las ausencias y llevar el partido al ritmo que más le convenía, sin dejar correr a un Obras muy peligroso en ese aspecto.

La reanudación trajo una buena novedad para Quilmes: el regreso de Baxley, recuperado de su dolencia. El escolta empezó agresivo y ayudado por triples de Enzo Ruiz y Jonathan Durley, le dieron ventaja a los suyos de 38 a 32.

Obras ya no sólo mostraba poco en ataque, sino que defensivamente caía en algunos errores que viene repitiendo en esta campaña. Para colmo, Sansimoni sumó otro tiro de tres y luego una linda asistencia para Tayavek Gallizi, para que la máxima subiera a 11.

El cierre del período fue un unipersonal de Baxley. El extranjero se hizo indefendible en cada uno de sus ataques al aro, manteniendo a los suyos con una brecha en doble dígito. Recién una bomba de Patricio Tabarez acercó a Obras, que igualmente cerró 55-47 abajo.

Desde los primeros minutos del cuarto parcial, se notó que Obras jugaba con otra energía. La agresividad defensiva era superior y en ataque, se puso a tres con triples de Barral y Tabarez.

La mejoría de los capitalinos continuó, ahora con protagonista principal: Dennis Horner. El ala pivote anotó un dos y uno, con falta antideportiva de Romero incluída y luego un tiro de tres, para dar vuelta la historia y dejar a los suyos al frente por 60 a 58.

La respuesta llegó de la mano del joven Sansimoni, quien con siete puntos casi consecutivos (en el medio también hubo un volcadón de Durley), le dieron tres de ventaja a su equipo. De todas maneras, en el otro costado lo de Wade era importante y con una penetración, dejó al Tachero 68-67 con un minuto en el reloj.

Una sensacional corrección ofensiva de Horner extendió la distancia a tres con 22 segundos. Ante esto, Quilmes apostó por la mano de Durley para empatar el juego pero el ala pivote falló y el propio Horner sentenció el 71 a 67 final desde la línea de libres.

 

Fuente: Basquet Plus.

 






Temas: , ,



Comentarios

Back to Top ↑