Con un gran Baxter, Peñarol hundió más a Quilmes

91722eb2-ec15-4dad-9a64-2a14bd596d1c

El “Milrayitas” venció 85-79 a su clásico rival en el Polideportivo “Islas Malvinas” y ratificó su recuperación. En cambio, el “Tricolor” volvió a perder y viaja a Montevideo con lesionados y más preocupaciones.

Peñarol superó a Quilmes por 85-79 en el segundo clásico de la temporada, en partido jugado en el Polideportivo Islas Malvinas. Con una noche inspirada de Jimmy Baxter, autor de 27 puntos, el elenco de Sergio Hernández luchó contra un rival que no se rindió nunca a pesar de las bajas y festejó un triunfo que le sirve para seguir con el ánimo en alza mientras busca su mejor versión de conjunto.

El pentacampeón dominó el primer cuarto y lo ganó 21-14, apoyado en el goleo de su dupla extranjera. Jimmy Baxter terminó con 8 puntos y Reggie Okosa acompañó con 6. También fue importante el aporte de Alejandro Diez, que fue titular en lugar de Leonardo Gutiérrez y convirtió 5 unidades. Siempre estuvo al frente el “Milrayitas” ante un Quilmes que se solventó con los 7 puntos de Jonathan Durley y los 5 de Baxley.

Con un 5-0 de arranque, Quilmes puso presión y se situó a dos (21-19), pero Peñarol contestó con un triple de Franco Giorgetti y un doble más falta sobre Roberto Acuña. Aunque lo mejor fue el ingreso de Nicolás Brussino, autor de cinco puntos seguidos y una asistencia para Diez que alejó al local 35-26. De todas maneras, el “Cervecero” encontró un triple de Fernando Calvi y otro de Luis Cequeira para limar la distancia a falta de 3 minutos (35-29). Ese envión fue importante para el elenco de Leandro Ramella, que tuvo una iluminada recta final y después de perder por 9, metió un parcial de 14-3 para irse arriba 40 a 38.

Hasta faltando tres minutos para el cierre del tercer cuarto, el trámite fue equilibrado. Se escapó Quilmes con un triple de Durley (47-44), aunque Peñarol encontró una bandeja de Figueroa, una volcada de Brussino y una bomba de Leo Gutiérrez para retomar el control, sacar seis de luz (55-49) y obligar a Ramella a pedir “minuto”. Fue un importante parcial de 11 a 2 en 3´ para el elenco del “Oveja” Hernández. El buen rendimiento se extendió, el “Milrayitas” cerró el segmento con un marcador de 23 a 13 y entró al desenlace arriba por 61-53 con un Brussino encendido.

Como todo el desarrollo, el último cuarto también fue de rachas alternadas. Quilmes se acercó a dos (63-61) con un triple de Baxley, pero contestó Baxter con otro, Fabián Sahdi clavó uno desde la esquina y con un par de buenas defensas, el pentacampeón sacó 11 (73-62) a falta de seis minutos. Aunque el visitante no se rindió y volvió a arrimarse con el goleo de Baxley, un triple de Bruno Sansimoni y otro de Calvi (78-74). Allí apareció el temple del local, que con un parcial de 5-0 lapidario sentenció las aspiraciones del rival y ganó un nuevo clásico.

“OVEJA” X 1000

El entrenador de Peñarol, Sergio Hernández, dirigió anoche su partido número 1000 en la Liga Nacional de Básquetbol. Según consignó la cuenta de Twitter @LaLigaData, su récord es de 628 victorias y 372 derrotas, mientras que en los clásicos, ganó 16 de 18. “Oveja” fue reconocido por la dirigencia del “Milrayitas” que le entregó una foto y una camiseta con el número 1000 en el dorsal, en la previa del clásico.

SÍNTESIS

PEÑAROL 85: Juan Pablo Figueroa 4, Jimmy Baxter 27, Franco Giorgetti 5, Alejandro Diez 7 y Reggie Okosa (x) 10 (FI). Roberto Acuña 9, Nicolás Brussino 10, Leonardo Gutiérrez 6, Fabián Sahdi 7 y Luciano Massarelli 0. Entrenador: Sergio Hernández.

QUILMES 79: Bruno Sansimoni 3, Walter Baxley 12, Enzo Ruiz 12, Jonathan Durley 15 y Tayavek Gallizzi 4 (FI). Diego Romero 11, Alejandro Spalla 2, Luis Cequeira 5 y Fernando Calvi 15. Entrenador: Leandro Ramella.

Parciales: 21-14, 38-40 y 61-53.

Árbitros: Diego Rougier y Fernando Sampietro.

Estadio: Polideportivo Islas Malvinas.

 






Temas: , , ,



Comentarios

Back to Top ↑