Obama se reunió con Hollande y dijo que el “Estado Islámico debe ser destruido”

0013812700

“Nosotros somos todos franceses”, afirmó hoy el presidente de Estados Unidos en una reunión con su homólogo francés.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y su homólogo francés, François Hollande, se reunieron hoy en la Casa Nlanca para coordinar la estrategia contra el Estado Islámico y el Islamismo Radical en general tras los atentados del pasado 13 de noviembre en París.

“Estamos aquí para declarar que Estados Unidos y Francia están unidos en total solidaridad para aplicar justicia a los terroristas y aquellos que los orientan, y para defender nuestras naciones”, dijo Obama en una conferencia de prensa en la Casa Blanca.

“Nosotros somos todos franceses”, afirmó Obama, y aseguró hoy que su Gobierno y el de Francia actúan con “unidad” en la lucha contra el grupo yihadista Estado Islámico (EI) tras el ataque terrorista del pasado 13 de noviembre en París.

“Estado Islámico, y su horrenda estrategia, no puede ser tolerado más y debe ser destruido”, dijo Obama.

El presidente de Estados Unidos y su homólogo francés se reunieron hoy en la Casa Blanca para coordinar la estrategia contra el Estado Islámico (EI) y el islamismo radical en general.

La cita se enmarca en el maratón diplomático que ha iniciado Hollande para reunirse con los principales líderes del mundo tras los atentados que costaron la vida a por lo menos 130 personas.

El mandatario francés se comprometió entonces a esforzarse para que las coaliciones que actualmente dirigen Estados Unidos y Rusia en Siria se conviertan en una única.

Hollande planea reunirse este miércoles en París con la canciller alemana, Angela Merkel , y el jueves, tras recibir al primer ministro italiano, Matteo Renzi , se trasladará a Moscú para reunirse con Vladimir Putin .

 

Turquía derribó un avión de guerra ruso que cayó en Siria

Turquía derribó hoy uno de los aviones de guerra rusos que bombardean a grupos insurgentes en la vecina Siria y desató la indignación y fuertes acusaciones del presidente Vladimir Putin, en una peligrosa derivación del conflicto sirio que podría además dificultar esfuerzos para combatir al Estado Islámico.

Putin calificó la acción de Turquía como un “golpe a traición de cómplices del terrorismo” y advirtió de “graves consecuencias”, mientras que su canciller, Serguei Lavrov, suspendió una visita a Turquía prevista para mañana y alertó a los ciudadanos rusos que no viajen a ese país.

El primer ministro turco, Ahmet Davutoglu, dijo que su país tenía derecho a adoptar “todo tipo de medidas” contra las violaciones a su soberanía y llamó a la comunidad internacional a trabajar en pos de la “extinción del fuego que arde en Siria”.

Turquía dijo que aviones F-16 abrieron fuego contra el bombardero Su-24 luego de que éste desoyera varias advertencias, mientras se acercaba al espacio aéreo turco y cuando ya se hallaba en él.

El Ministerio de Defensa ruso, sin embargo, subrayó que el avión se mantuvo siempre sobre Siria, donde apoyaba una ofensiva terrestre del Ejército sirio contra grupos rebeldes.

El incidente coincide con elevadas tensiones entre Rusia y Turquía por la intervención militar rusa en Siria, pese a los importantes vínculos económicos y comerciales bilaterales, incluyendo en el sector energético.

 






Temas:



Comentarios

Back to Top ↑