Carlos Arroyo asumió como intendente: “Será un Gobierno horizontal y de consensos”

DSCN087711331313414 (Copiar)

En el marco de una sesión especial realizada en el Concejo Deliberante, el flamante intendente juró en nombre de “Dios, la Patria y los Santos Evangelios”. “La educación, el trabajo y el bienestar social serán las prioridades”, afirmó.

En el recinto del Honorable Concejo Deliberante, se realizó el acto formal de asunción del nuevo intendente , Carlos Fernando Arroyo. Estuvieron presentes los 22 concejales, legisladores nacionales y provinciales, exintendentes municipales, autoridades eclesiásticas, universitarias, del Poder Judicial y de las fuerzas armadas, cuerpo consular, funcionarios municipales, fuerzas policiales y de seguridad, representantes de los sectores empresariales, colegios profesionales, alumnos colegiados y asociaciones vecinales de fomento.

En este marco, Arroyo expresó que “es importante transmitir a toda la ciudadanía cuál es el proyecto de Gobierno y la orientación que vamos a dar a nuestra administración a partir de este momento. Para empezar, quiero decir que ofrezco humildemente a Batán y a Mar del Plata la bondad de Dios para que nos ayude a encontrar la paz, la estabilidad, el camino del trabajo y la unión. Superado este largo e interminable año de competencias políticas, llegó el momento de trabajar para mejorar la condición de los humildes, de luchar por mejorar todo lo que esta mal e impide en este momento que nuestra juventud tenga horizontes de grandeza”.

“Recordemos el significado de la palabra ‘nosotros’”

“Estamos asistiendo no sólo en Mar del Plata sino también en el mundo a una sociedad de consumo y deshumanizada, que ha perdido su fe en Dios y en los valores. Yo afortunadamente no me sumo a ese mundo. Así sea el último mohicano, creo en los valores y sostengo que debemos trabajar sobre ellos para convencer a toda la ciudadanía de General Pueyrredon de que más importante que tener es ser. Hemos asistido en estos últimos años, incluso a nivel nacional, por distintos motivos que no es mi criterio juzgar, ni tampoco mi idea en este momento, a una gran división en el pueblo. Debemos unirnos para trabajar todos juntos”, agregó el jefe comunal.

En este sentido, Carlos Fernando Arroyo aseveró que “la administración va a ser horizontal, es decir, vamos a consultar permanentemente a los señores concejales de todos los partidos políticos. Quiero un gobierno de consenso, no de ideas que se le ocurran al Intendente o a cualquier otro funcionario. Aquí las cosas se van a resolver por consenso, como cabe en un sistema democrático; tal vez no consigamos la unanimidad, pero por lo menos una mayoría apreciable. Sinceramente, y esto lo he dicho siendo concejal, ganar una votación por un voto no es un triunfo, porque significa que queda mucha gente que no está de acuerdo, y esto es lo que debemos evitar. Tenemos que intentar que el consenso nos lleve hacia los acuerdos, los sistemas democráticos, el respeto a la opinión del otro. Recordemos el significado de la palabra ‘nosotros’: esto es fundamental”.

“La educación nos va a librar de nuestros males”

“Nosotros vemos como un tema muy grave la cuestión laboral, que lo es doblemente en General Pueyrredon por razones geográficas e históricas. Todas las administraciones han luchado contra esta situación y nosotros también lo vamos a hacer, pero hemos incluido una innovación muy importante que es la creación de una Secretaría que va a trabajar sobre muchos emprendimientos, economía social y empleo. Para eso he designado a quien fuera candidato a Vicepresidente de la Nación, que aceptó el cargo como Secretario de esta actividad. Vamos a trabajar para llegar a aquel principio básico de la pobreza cero y tenemos que luchar para que todos nuestros hermanos tengan las mismas posibilidades”, agregó el intendente.

Asimismo, el titular del Ejecutivo local se refirió a la educación y afirmó: “No quiero ver más ‘escuelas-rancho’ ni alumnos sin calefacción ni chicos sin vacunas, sucios o mal alimentados ni, menos aún, abusados. Para eso hay dos caminos: uno es combatir la pobreza y el otro es educar. Hay que entender que la educación es el arma que nos va a librar de todos nuestros males. Cuando se habla de un tema como la seguridad hay que tener muy en claro que no la vamos a cambiar con uniformes, con vehículos blindados o con más armamentos, pero sí lo vamos a lograr con escuelas, generando lugares donde los chiquitos, desde la más temprana edad, tengan en claro las normas de convivencia y de respeto al otro. Esto es fundamental y los convoco a que avancemos juntos para lograr este objetivo”.

“Hay dos cuestiones que me desvelaron siempre: la alimentación de los menores, porque también debemos comenzar a pensar no sólo en hoy o mañana sino también en las futuras generaciones, en saber que de acá a 20 o 30 años es lo que vamos a dejar a nuestros nietos y eso va a depender en gran medida de la alimentación que tengan los chicos desde su concepción. Todos los médicos saben que eso es así y resulta fundamental”, añadió.

 “El rastro que vamos de dejar en la vida son los valores”

“Lo primero que debemos hacer, y para eso vamos a trabajar duro, es destinar toda la parte que podamos del presupuesto a la educación, al trabajo y a la libertad social. Las cuestiones sociales son las que nos van a traer la seguridad y eso lo tenemos que entender así como también que la llamada tercera edad o ancianidad merece una consideración especial. Durante años he visto cómo a los mayores se los pone a un costado en muchos casos como si fueran objetos en desuso. Eso violenta mi espíritu, me hace pensar en lo ignorantes que somos, en cómo podemos desaprovechar la experiencia adquirida, los conocimientos que dan los años. Por ellos también vamos a trabajar, por esa tercera edad y por esos ancianos para que no se los someta desaprensivamente, como ha ocurrido hasta ahora, a colas interminables con grados bajo cero o temperaturas de 40º, para que no tengan problemas porque no pueden conseguir los antibióticos o cosas que necesitan para continuar sus últimos años” afirmó el Intendente.

“Vamos a trabajar también en ese sentido –continuó Carlos Fernando Arroyo– porque debemos considerarlos a todos como hermanos. Estamos aquí en un transito que va a durar un tiempo determinado, yo puedo tener cuatro años de gestión pero la vida de todos nosotros va a tener un fin y debemos hacer lo imposible para que ese fin tenga sentido, para que nuestro paso por esta tierra no sea accidental y no deje ningún rastro. El rastro que vamos a dejar son los valores. La juventud que tenemos es maravillosa, yo como docente lo he vivido, he convivido con jóvenes y son muchísimo mas ricos en capacidad y en conocimiento de lo que en general la gente cree. El tema es saber conducirlos, marcarles el camino. Por eso invito públicamente a la juventud de Mar del Plata a colaborar con esta administración en todo sentido, en las universidades, en las escuelas secundarias, en las primarias y en todas partes. Vamos a llamar a los boy-scouts y poner a toda la comunidad a trabajar”.

Para finalizar, Arroyo manifestó que “Mar del Plata en este momento está bastante abandonada, hay que solucionar muchos problemas de orden, limpieza y del tipo de trato a la gente y a nuestros ancianos, y la juventud va a colaborar. Yo la convoco porque tiene que comenzar a trabajar. Se terminó el tiempo de hablar de futuro: la juventud es el presente, es el hoy, y hay que enseñarles el camino que va a llevar a una ciudad que tenga —como lo dije en mi campaña— orden, seguridad y limpieza. Hoy, en este inicio, valoro la presencia de todos y cada uno de ustedes; tengo ante mí autoridades judiciales, civiles, colegiales, militares, ciudadanos, concejales y ello posee un gran valor. Sólo me cabe decir gracias y agradecer a Dios, así como agradeceré toda mi vida esta oportunidad de dirigirme a una audiencia tan selecta para plantear un programa de Gobierno que reitero, tendrá que ver con lo social” concluyó.






Temas: , ,



Comentarios

Back to Top ↑