El Gobierno oficializó el aumento en el gas y la luz del 43% al 58%

aumento-luz_2

El ministro de Energía, Juan José Aranguren brindó precisiones acerca de los nuevos cuadros tarifarios que fueron dados a conocer por Boletín Oficial. 

El ministro de Energía, Juan José Aranguren, confirmó este viernes los aumentos en las tarifas de gas y electricidad, y admitió que la decisión le pone presión a la inflación de los próximos meses. El funcionario informó que las tarifas de electricidad para usuarios residenciales aumentarán un 34% y las de gas hasta un 57% entre diciembre y febrero de 2018.

En tanto, dijo que esos aumentos sumarán 1,2 punto a la inflación “por única vez”, lo que incrementa la presión sobre el índice en el final del año y también en el principio de 2018.

El ministro también admitió que en el área de Capital Federal y Gran Buenos Aires, entre 6 y 7% del ingreso mensual de los hogares estará destinado a pagar el servicio de gas y electricidad.

En ese marco, detalló que el aumento promedio que va a recibir un usuario de electricidad será del 19% desde diciembre y del 12% a partir de febrero de 2018, con un acumulado del 34% para el segundo mes del año que viene.

El funcionario calculó que con este nivel de ajuste, quienes consumen entre entre 0 y 150 kw pasarán a abonar 65 pesos más en diciembre y 45 pesos más en febrero. “Para el 30% de los usuarios, la factura estará en febrero por debajo de los 261 pesos; para un 50%, la factura máxima será de 540 pesos”, estimó. Y añadió que quienes cuenten con el beneficio de la tarifa social, pagarán un mínimo de 55 pesos desde este mes. Aranguren garantizó que para este verano, habrá energía suficiente para atender la demanda.

“No tenemos ninguna duda que tenemos suficientes reservas para aguantar temperaturas extremas durante el verano. Este verano va a ser mejor que el anterior, que ya había sido mejor al de 2015″, resaltó. Y destacó, también, que en dos años de gobierno se han “adjudicado 10 mil megaewatt de energía”.

Acerca del gas, Aranguren explicó que las tarifas residenciales sufrirán un incremento del 27 al 47% en las distintas bandas -entre este mes y febrero- y las comerciales del 38 al 58%, “incluido el precio del gas, del transporte y la distribución”. Así, detalló que la factura media residencial -que abona el 36% del total de usuarios- pasará de 127 a 201 pesos mensuales; otro 21% abonará entre 250 y 500 pesos.

A su vez, afirmó que el Estado nacional seguirá subsidiando el 38% del gas natural que se consume, y puntualizó que, en el caso de la Patagonia, los subsidios son mayores, ya que esa región consume casi seis veces y media más que el resto del país. También, garantizó la continuidad de la tarifa social, que abarca a 1,8 millón de hogares (sobre un total de 8,1 millones).

Aranguren evaluó que “venimos de un sistema que nos llevó a ser importadores del 95% del gas natural que estamos consumiendo. Por eso, tenemos que recuperar la inversión para tener precios cada vez más bajos de la energía”.

El ministro subrayó que “se continuará tratando de normalizar los sectores del gas y la electricidad para que los subsidios vayan a quienes los necesitan. Vamos por un sistema más equitativo, justo y federal para garantizar la seguridad energética”.








Comentarios

Back to Top ↑