La defensoría del pueblo bonaerense busca prohibir la pirotecnia

PIROTECNIA

La entidad envío a todos los municipios bonaerenses un modelo de ordenanza ‘para la prohibición de la fabricación, comercialización, almacenamiento, transporte y uso de artículos de pirotecnia’, para que los distritos se adhieran a la decisión de evitar el uso de fuegos artificiales.

La Defensoría del Pueblo de la provincia de Buenos Aires envío a todos los municipios bonaerenses un modelo de ordenanza “para la prohibición de la fabricación, comercialización, almacenamiento, transporte y uso de artículos de pirotecnia”, con el fin de que los distritos se adhieran a la decisión de evitar el uso de fuegos artificiales.

“Es necesario atacar la problemática de los efectos adversos de los fuegos de artificios desde un abordaje local, con el fin de garantizar la integridad física de las personas, la seguridad de sus bienes, del medio ambiente y de los animales domésticos”, dice la nota difundida por el Defensor del Pueblo, Guido Lorenzino.

Actualmente, apenas el 10 por ciento de los 135 municipios de la provincia de Buenos Aires cuenta con una norma que prohíbe la pirotecnia, para el bienestar de personas y animales.

Entre los distritos que se oponen al uso de fuegos de artificios figuran Junín, Chascomús, Lezama, Florencio Varela, General Alvarado, Bahía Blanca, Coronel Rosales, Coronel Pringles, Avellaneda, Bragado, Berazategui, Salliqueló, Rivadavia, San Pedro, Ramallo, Olavarría, Mar del Plata, Pinamar, Chivilcoy y Berisso.

“Esta postura es la respuesta a los severos daños a la salud pública que produce la utilización de la pirotecnia y la escasa incidencia de normas que prohíban esta práctica en la Provincia, donde sólo el 10% de los municipios cuentan con ordenanzas en ese sentido”, dijo en la misiva el defensor.

Agregó que esta recomendación enviada a los municipios, “es una expresión de voluntad para generar acuerdos que posibiliten hacer frente a los inconvenientes ligados al uso de la pirotecnia, para fomentar políticas públicas que impriman un cambio cultural que sirva para revertir los efectos nocivos que provoca en las personas, la vida, el medio ambiente y los animales”.

Una encuesta hecha por el área de la Defensoría a cargo de Walter Martello, reportó que el 57% de los consultados cree que la pirotecnia debería estar prohibida. Los encuestados respondieron en un 78% no utilizar cohetería, en tanto el 70% declaró que toma recaudos para que sus mascotas no sufran temor.

A fines de septiembre, los senadores bonaerenses aprobaron un proyecto elaborado por el Norberto García que busca prohibir en todo el territorio provincial la tenencia, fabricación, comercialización, depósito, circulación y venta al público, mayorista o minorista, así como la manipulación y uso particular de todo elemento de pirotecnia y cohetería. Ahora deberá debatirse en Diputados para lograr convertirse en ley.








Comentarios

Back to Top ↑