Semana clave para el gobierno bonaerense por la paritaria docente y estatal

1520014422039

Entre el martes y miércoles, la gestión de María Eugenia Vidal buscará destrabar los conflictos paritarios, que esta semana tendrían movilizaciones y paros. 

El gobierno de la provincia de Buenos Aires intentará esta semana destrabar el conflicto que mantiene con los gremios del Frente de Unidad Docente por los salarios del sector, durante una reunión paritaria que mantendrán el miércoles, un día antes del paro convocado por maestros y estatales “contra el ajuste en la educación” y en rechazo al “techo salarial”.

En paralelo, los trabajadores estatales se sentarán por primera vez en el año en una mesa de negociación con la Provincia, el martes 3 y, según trascendió, a esos sindicatos el gobierno les haría una propuesta del orden del 15% de suba salarial en tres cuotas (enero, mayo y septiembre), más un plus por presentismo y otro por capacitación.

Dentro de los gremios que nuclean a los estatales, se muestran más cercanos a un acuerdo con la administración de María Eugenia Vidal aquellos enrolados en la Unión del Personal Civil de la Nación (UPCN) y la Federación de Gremios Estatales y Particulares de la Provincia de Buenos Aires (FEGEPPBA), que engloba a AERI, Salud Pública y APOC, entre otros.

En tanto, los que ya anunciaron que rechazarán esa oferta son los que pertenecen a la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE).

El secretario general de ATE, Oscar De Isasi, dijo que “esta convocatoria tiene que ver con la lucha de los trabajadores del Estado, con el paro de 48 horas de marzo, con la carpa blanca que instalamos y con el anuncio de la gran movilización que haremos el 5 a la Casa de la Provincia en capital”.

“El Gobierno convocó porque no le quedó otra. Ellos tienen desprecio por los trabajadores del Estado. Si hay una oferta salarial que permita recuperar el poder adquisitivo del salario, que garantice que la inflación no va a superar al salario, sería un milagro”, resaltó.

De Isasi dijo que rechazarán “de plano” una propuesta del 15%, aseveró que “queremos que se tenga en cuenta lo perdido y la proyección inflacionaria”, y remarcó que “vamos a exigir que terminen los despidos en la provincia, que se reincorpore a los compañeros que se echaron y el pase a planta de 15 mil trabajadores”.

Los estatales de ATE, los médicos de la Asociación Sindical de Profesionales de la Salud (CICOP), la Asociación Judicial Bonaerense (AJB) se unieron con el Frente de Unidad Docente para redoblar la presión sobre el gobierno de Vidal y la semana pasada instalaron una carpa blanca frente a la sede de la Gobernación provincial, en las calles 6 entre 51 y 53, en reclamo de “paritarias sin techo”.

Allí se anunció un paro de maestros y estatales para el jueves 5, por lo que casi 16 mil escuelas no tendrán clases ese día.

El encuentro paritario con los docentes del miércoles será el sexto desde el comienzo de las negociaciones, más las doce reuniones de las mesas técnicas que se llevaron a cabo.

El Sindicato Único de Trabajadores de la Educación (SUTEBA), la Federación de Educadores Bonaerenses (FEB), la Unión de Docentes de la provincia de Buenos Aires (UDOCBA), la Asociación de Magisterio de Enseñanza Técnica (AMET), la Unión de Docentes Argentinos (UDA) y el Sindicato Argentino de Docentes Particulares (SADOP), piden un mínimo de aumento salarial del 20% anual.

En ese sentido, Miguel Díaz, titular de Udocba, dijo que “no vamos al encuentro con ninguna expectativa porque las propuestas que hace el gobierno son todas idénticas”, analizó que el Ejecutivo los convoca “un día antes del paro para provocar y poder victimizarse frente a la sociedad”.

“Quieren decir que somos desestabilizadores cuando, en realidad, somos trabajadores que tenemos un contrato con el Estado y queremos una mejora salarial. Nada más”, subrayó y agregó que “estamos negociando desde el 15 de febrero y nada avanza porque la posición del gobierno es acatar el pacto fiscal nacional, pese a que tiene más dinero y recauda más”.

En la última paritaria, los gremios docentes y representantes del Poder Ejecutivo no lograron llegar a un acuerdo después de que el gobierno formulara una propuesta de aumento salarial que incluía 3.000 pesos anuales por capacitación, y un adelanto de entre 1.800 y 4.500 pesos en marzo, a cuenta.

Allí, los ministros de Vidal ofertaron primero mantener el aumento del 15% en tres tramos: 5% en enero, 5% en mayo y 5% en septiembre; y un reconocimiento por presentismo de 6.000 pesos que se pagarán bimestralmente.

Según esa propuesta, si el docente no falta, recibirá 1.000 pesos en el bimestre; si falta un día, cobrará 750 pesos; dos días, 500 pesos, y si falta más no percibe ese plus.

A ello, el gobierno bonaerense sumó en la reunión una gratificación de 3.000 pesos para el maestro que realice una capacitación generada por la Dirección de Escuelas, fuera del horario de trabajo, de 148 horas anuales, pero también fue rechazada.

Si falla la paritaria del miércoles, el jueves será el tercer día sin clases en la provincia de Buenos Aires ya que hubo paros el 5 y 6 de marzo cuando arrancó el ciclo lectivo.

 

Télam








Comentarios

Back to Top ↑