Rechazaron el pedido de detención de Pablo Moyano

0000318380-620x350

La Justicia de Garantías no hizo lugar al pedido del fiscal Scalera que acusa al gremialista de presunto fraude al club Independiente de Avellaneda.

El juez Luis Carzoglio rechazó el pedido de detención de Pablo Moyano que había solicitado el fiscal Sebastián Scalera, quien lo acusó por una supuesta defraudación al club Independiente, del cual es vicepresidente, en la causa en la que también está imputado su padre, Hugo Moyano, presidente del club.

La decisión del juez Carzoglio se conoció poco después de que la esposa del magistrado denunció que había sido amenazado en dos llamadas telefónicas a su domicilio.

En los fundamentos, el magistrado señaló que hay medidas de prueba en curso, como los peritajes a teléfonos, computadoras, etc., en las que aún “no se ha cumplimentado con las notificaciones a los defensores particulares correspondientes”. Asimismo dice que esas pericias se realizaron “sin control jurisdiccional o de las partes”.

“Ello sin mencionar que las escuchas transcriptas obedecen a los años 2014, 2015 y 2016, con bastante antelación al inicio de la presente causa”. La causa -recordó- se inició el 17 de marzo de 2017.

El fiscal Scalera había acusado a Pablo Moyano, también líder del gremio de Camioneros, de ser jefe de una asociación ilícita que defraudó a Independiente, por el supuesto manejo de fondos por afuera de la contabilidad del club.

Pablo se encuentra en Singapur participando del 44° Congreso Mundial de la Federación Internacional de Trabajadores del Transporte (ITF).

Poco antes de conocerse la decisión de Carzoglio, titular del Juzgado de Garantía Nº 9 del Polo Judicial de Avellaneda, su esposa denunció que recibió dos llamadas telefónicas con amenazas dirigidas al magistrado.

Por este hecho se informó que esta noche se brindará una conferencia de prensa en la sede del Polo Judicial.

En su cuenta de Twitter Pablo Moyano expresó su “más enérgico repudio a las amenazas que sufrió el juez Carzoglio y su familia” y señaló que están “impulsadas desde la política”.

En la acusación, el fiscal Scalera vincula a Pablo Moyano y también al barrabrava de independiente Pablo “Bebote” Álvarez a la reventa de entradas, entre otros delitos. Scalera citó también un informe de la Unidad de Información Financiera (UIF) sobre una cuenta de Independiente en Liechtenstein.

En la jornada de hoy Hugo Moyano advirtió que “si atacan a mi familia yo los ataco a ellos”, planteó que “no me jodan”, y denunció que “el juez recibió presiones de los funcionarios para meter preso a Pablo Moyano”.

Sostuvo además que el juez Carzoglio “tuvo la grandeza de no emitir el pedido de detención, pese a las presiones que recibió de los funcionarios, para meter preso a Pablo”.

 

Télam








Comentarios

Back to Top ↑