Alvarado volvió a empatar pero sigue como líder

42369886_2207164429357824_7796472571276296192_n

El “Torito”, puntero de la Zona 1 del Torneo Federal A, igualó 1 a 1 con Cipolletti en el José María Minella. El conjunto marplatense, que llegó al gol por Emiliano López, tuvo un buen primer tiempo, pero decayó en el complemento.

Dos caras diferentes mostró Alvarado en su vuelta al José María Minella y terminó repartiendo puntos con Cipolletti de Río Negro tras igualar 1 a 1 por la undécima fecha de la Zona 1 del Torneo Federal A. Emiliano López abrió el marcador para el conjunto de Mauricio Giganti, el único líder, y Gustavo Del Prete selló la igualdad para la visita que sigue en el fondo de la tabla de posiciones. El miércoles, visita a su escolta Villa Mitre en Bahía Blanca.

Al que se tuvo que ir en el entretiempo y no vio la segunda parte, le costará entender lo que cambió para que el “torito” no pudiera conseguir los tres puntos, tras un primera mitad en la que mostró su mejor producción, al menos en el Minella. Lo único que le faltó es algo que tuvo en los encuentros anteriores, principalmente fuera de casa: la contundencia. Porque desde el juego, la movilidad, la elaboración, la dinámica, el desnivel colectivo e individual, hizo todo bien. Con Julián Bonetto en su mejor versión con la camiseta albiazul, Gaspar Gentile inquietando por el otro lado, Depetris siendo profundo sin tanta proyección y las subidas de Urquiza que eran un dolor de cabeza para la defensa visitante. Pero faltó el toque final, porque el cabezazo de Bonetto fue a la base del caño derecho y nadie pudo empujar en el rebote; porque el exDefensores sorprendió con un remate fuerte al primer palo que controló Caprio; y porque Emiliano López no imaginó que Caprio no iba a controlar un remate seco del “11″. Hasta que a los 35′, llegó lo que tanto buscó, a través de una pelota parada. Un buen tiro libre de Mantia desde la derecha, el anticipo perfecto del goleador y la pelota que picó, pegó en el palo y terminó en el fondo del arco para el 1 a 0.

Del otro lado, poco y nada. Los mediocampistas no podían manejar la pelota y llegar con profundidad. Sólo dos veces llevaron peligro al arco de Quinteros, primero con un buen desborde de Aguirre que buscó con el centro bajo a Herrera y apareció el “uno” para cortar con lo justo, y con un cabezazo del “9″, libre, después de la apertura del marcador, que pasó apenas alto. La intensidad no bajó luego de la ventaja y el “torito” fue en busca del segundo que no se dio por poco, cuando el “Colo” volvió a ganar de arriba pero el frentazo se fue encima del travesaño.

El complemento fue otro partido. Sobre todo después de los 5′, cuando Cipolletti llegó a la igualdad. Hasta ahí, seguía el predominio local y Bonetto dibujó una gran maniobra de derecha al centro, no se podía acomodar y cuando buscó abrir el pie de zurda, no logró darle dirección. Pero en una jugada aislada, llegó el 1 a 1 y todo se empezó a desmoronar. Herrera le ganó el duelo a Mantia, se acomodó para la derecha, remató mordido con un efecto que complicó a Quinteros que no pudo retener y Gustavo Del Prete mostró olfato para empujar a la red y dejar todo como al principio. Ahí comenzó otra historia, primero con un ida y vuelta interesante, con situaciones en el arco de Caprio y Quinteros y rápida transición de defensa a ataque.

Con el correr de los minutos, Giganti empezó a meter mano, mandó a Trecco, después a Molina y por último a Visser, pero no terminaron de darle las soluciones que el técnico pretendía. El apuro y el nerviosismo no fueron buenos compañeros, hubo muchas imprecisiones y faltó claridad para atacar. Así y todo, estuvo mucho más cerca de ganarlo qeu su rival, que apenas llegó con un cabezazo de Herrera que rechazó bien Quinteros. Alvarado llegó más y con más peligro. Un buscapié de Ponce cruzó el área y nadie logró empujar, Bonetto no pudo esquinar un buen cabezazo de pique al piso que controló Caprio y Emiliano López casi dibuja un golazo con una exquisita definición desde afuera del área que chocó con una notable reacción del arquero que, adelantado, se estiró todo lo que pudo para cachetear y dejar la pelota en el techo del arco.

Alvarado volvió al Minella y le mostró dos caras a su gente. Una que ilusiona y que se acerca mucho a lo que pretende el entrenador. La otra que es la que hay que corregir, lograr una continuidad en el juego y no caer en la desesperación cuando las cosas no salen.

Síntesis

Alvarado (1): Matías Quinteros; Emanuel Urquiza, Martín Quiles, Tomás Mantia y Fernando Ponce; Roberto Bochi y Matías Caro; Julián Bonetto, Rodrigo Depetris y Gaspar Gentile; Emiliano López. DT: Mauricio Giganti.

Cambios: ST 22′ Nicolás Trecco por Depetris, 29′ Francisco Molina por Gentile y 33′ Brian Visser por Caro.

Cipolletti (Río Negro) (1): Nicolás Caprio; Matías Carrera, Franco Coria, Martín Zbrun y Jonathan Morales; Juan Manuel Strack y Gabriel Chironi; Gustavo Del Prete, Diego Aguirre y Diego Romero: Maximiliano Herrera. DT: Gustavo Coronel.

Cambios: ST 22′ Pablo Vergara y Lucas Comachi por Del Prete y Aguirre, y 39′ Germán Weiner por Romero.

Goles: PT 35′ López (A); ST 5′ Del Prete (C)

Árbitro: Sergio Testa, de Bahía Blanca.

Estadio: José María Minella.

 

Resto de la fecha

Deportivo Roca 1 – Independiente de Neuquén 1

 

Sábado

16hs. Deportivo Madryn vs. Sansinena

19hs. Ferro de Pico vs. Sol de Mayo

Libre: Villa Mitre

 








Comentarios

Back to Top ↑