Gimnasia eliminó a River en Mar del Plata y es finalista de la Copa Argentina

DtItAFTXgAABavt

Tras empatar 2 a 2 en el tiempo reglamentario, el “Lobo” superó 5-4 por penales al “Millonario” que jugó con todos los titulares que estaban previstos para la final con Boca por Copa Libertadores.

En Mar del Plata, River Plate cayó por 5 a 4 en definición por penales ante Gimnasia y Esgrima La Plata tras igualar 2-2 en el tiempo regular de 90 minutos y de esta manera no podrá jugar la Copa Libertadores 2019 a menos que le gane la final de 2018 a Boca Juniors, mientras que los “triperos” disputarán la final de la Copa Argentina dentro de una semana con Rosario Central.

El Millonario arrancó mejor el partido, Gimnasia lo emparejó y poco pasaba hasta que llegó la apertura del marcador. A los 29, Gonzalo Martínez ejecutó un tiro libre que encontró una muy floja respuesta de Alexis Martín Arias y puso arriba al Millonario.

No le duró demasiado la ventaja a los conducidos por Marcelo Gallardo, debido a que fue el turno de la equivocación de Franco Armani y debajo del arco Lorenzo Faravelli emparejó las acciones a los 33.

A los 39, el Lobo se quedó con 10 por la expulsión de Ezequiel Bonifacio y en el arranque del complemento River pasó a ganarlo de nuevo: a los dos minutos se escapó Lucas Pratto y definió al primer palo ante la salida de Martín Arias.

Gimnasia tuvo la oportunidad de empatar rápidamente otra vez: a los cinco, Javier Pinola le pegó un codazo a Maximiliano Coronel, Facundo Tello lo expulsó pero no consideró que fuera penal porque, según él, la pelota no había salido del córner. Pareció lo contrario, aunque la jugada fue muy fina.

River desperdició un par de chance claras para definirlo y los goles que no se hacen en un arco… Desde otro tiro de esquina, Santiago Silva fue el encargado de igualar el marcador con un buen cabezazo que no encontró una buena respuesta de Armani.

Luego, entre un Gimnasia que le apuntaba decididamente a la definición desde los 12 pasos y un River tan dueño de la pelota como impotente a la hora de quebrar a la férrea defensa rival, todo quedó para definirse desde donde los “millonarios” menos querían.

Y por eso fue de Gimnasia no más, que se consagró finalista al convertir cinco penales contra cuatro de los riverplatenses, y jugará la final ante Rosario Central buscando un lugar en la fase de grupos de la Copa Libertadores del año próximo y su segundo título de la era profesional. Para el primer objetivo, el “millonario” ahora está obligado a ganarle la Superfinal a Boca. Si no, jugará la Sudamericana en 2019.








Comentarios

Back to Top ↑