Comenzó el juicio al joven que atropelló y mató a Lucia Bernaola

tribunales6001-620x350

Federico Sasso llega al debate detenido bajo la prisión domiciliaria. Están previsto siete audiencias en Tribunales.

El Tribunal Criminal Nº1 de Mar del Plata inició hoy al juicio oral contra Federico Sasso (19), quien llega al debate detenido bajo acusación de haber estado alcoholizado cuando atropelló y mato a Lucía Bernaola (14) en junio de 2017, mientras la adolescente caminaba por la vereda en la zona de Playa Chica junto a un grupo de amigos, de los cuales varios resultaron heridos.

El imputado, quien permanecía con arresto domiciliario, arribó esta mañana al palacio de tribunales situado en la calle Tucumán al 2400, de esta ciduad, bajo una fuerte custodia policial, con el fin de evitar reacciones físicas por parte de la familia y amigos de la víctima, quienes de todos modos no dejaron de insultarlo al verlo bajar de un auto particular.

El Tribunal Criminal Nº1 -integrado por los jueces Facundo Gomez Urso, Pablo Viñas y Juan Manuel Sueyro, este último en reemplazo de Aldo Carnevale, quien pidió licencia el viernes pasado- dio por iniciado a las 9,30 el juicio por el delito de “homicidio con dolo eventual”.

En el juicio, que está previsto en siete audiencias, no se discutirá el hecho en sí sino la calificación del delito a aplicar a Sasso ya que la fiscalía y el abogado de la familia apuntan a que el accionar del joven se encuadre en la de “homicidio simple con dolo eventual”, con penas entre 8 y 25 años.

La calificación que sostiene la fiscalía tiene en cuenta informes periciales incorporados a la causa como la pericia mecánica y la accidentológica, entre otros elementos, sumados a las declaraciones de tres jóvenes que acompañaban a Sasso a bordo del auto al momento del hecho y, también, al contenido de distintas publicaciones realizadas en Facebook e Instagram.

En tanto que la defensa, en manos del doctor Facundo Capparelli, insiste en que se trata de un “homicidio culposo agravado”, delito que contempla penas mucho menores, de entre 3 y 6 años de prisión.

El hecho ocurrió en la madrugada del 4 de junio de 2017, cuando Sasso conducía por la costa su vehículo Renault Clío, a alta velocidad y al llegar a la curva de Alberti y la Costa no pudo controlar el rodado, invadió la mano contraria, siguió su recorrido subiéndose a la vereda y atropelló a Lucia Bernaola, quien murió en el acto, e hirió a otros jóvenes que caminaban con la víctima.

De la investigación se desprende que el vehículo estaba modificado mecánicamente (altura no convencional, espirales cortados, entradas de aire) para obtener una mayor velocidad. En el momento del hecho iba a unos 70 kilómetros por hora en plena curva. La primera reacción de Sasso fue escapar, pero regresó minutos más tarde.

La policía lo demoró y le hizo el control de alcoholemia, que arrojó 1,23 miligramos de alcohol en sangre.

Minutos antes de la audiencia, la mamá de Lucía, Verónica Borelli, expresó a la prensa que “es muy difícil vivir luego de perder una hija, pero tengo que sacar fuerzas”.

No obstante, garantizó que hará “lo que sea” para que haya justicia porque, advirtió, “detrás mío hay padres en esta misma situación”.

En tanto, dijo que todavía no se definió si prestará testimonio durante el juicio.

“No estoy bien emocionalmente”, admitió, y reparó en que tiene siete días para decidirlo.








Comentarios

Back to Top ↑